Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 120

¿Cuáles son las otras ovejas que dijo el Señor que habría de traer también?

RESPUESTA

En Jn.10:6 el Señor dijo: "También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor".

Todo el ministerio terrenal del Señor Jesucristo estuvo dirigido a la nación de Israel, el pueblo escogido de Dios. Hay muchos pasajes que así lo demuestran, Mt. 15:24 "El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel".

Incluso a sus discípulos mandó no ir aún a los de otra nación: Mt. 10:5-6 "A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel".

Y sus discípulos se resistieron hasta después de su muerte para llevar el evangelio a los de otras nacionalidades, aquellos que la Biblia denomina comúnmente "gentiles". Pero a ellos se refería el Señor Jesucristo cuando dijo que tenía otras ovejas (fuera de la nación de Israel), que habría de traer, y serían un solo rebaño, con un pastor, Jesús.

Cuando ese llamado especial de Dios para la nación de Israel llegó a su culminación y ese pueblo cayó en endurecimiento, entonces el Señor abrió la puerta de la salvación para los gentiles. Rom 11:25-26 "Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo".

Tal era el rechazo de sus discípulos para llevar ese mensaje de salvación a los gentiles, que fue necesaria la intervención directa del Señor glorificado para mostrar al apóstol Pedro, cuando llegó ese momento en que habrían de traer esas otras ovejas. La primera de esas otras ovejas que el Señor había prometido traer fue Cornelio.

Hch. 10:15-16 "Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común. Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo.
Hch. 10:20-21 Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado. Entonces Pedro, descendiendo a donde estaban los hombres que fueron enviados por Cornelio, les dijo: He aquí, yo soy el que buscáis; ¿cuál es la causa por la que habéis venido?
Hch. 10:27-28 Y hablando con él, entró, y halló a muchos que se habían reunido. Y les dijo (Pedro): Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero; pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo".

A partir de ese momento no existe diferencia entre judíos y gentiles. Dios reconoce un sólo rebaño, Su iglesia indivisible. Gal. 3:28 "Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús".

Por lo tanto es una aberración bíblica y contraria a la voluntad de Dios, pretender dividir ese rebaño único que el Señor reconoce. Esto lo digo por aquellos judíos que en la actualidad, por la gracia de Dios son salvos por haber aceptado al Señor Jesucristo como el único y suficiente Salvador personal, y pretenden separarse de ese rebaño que es la iglesia, autodenominándose "Judíos Mesiánicos" . Sería lo mismo que los gentiles tuviéramos que calificarnos de "Gentiles Mesiánicos" para separarnos de los que son judíos cristianos.

Aunque el mismo argumento podríamos presentar para todos esos nuevos "feudos" y denominaciones que han levantado los hombres. El rebaño del Señor es uno sólo, indivisible, que está constituido por todos los que han nacido de nuevo y aceptado al Señor Jesucristo como su Salvador. Esa es la iglesia que el Señor vendrá a buscar, no las denominaciones y agrupaciones de hombres, porque incluso muchos de sus líderes se quedarán cuando venga el Señor.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com