Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 176

Mi experiencia con los discípulos de William Marriom Branham (Solo Jesús).

Testimonio (autorizado).

Mi nombre es Alejandro Peña tengo 28 años, resido en El Salvador, gracias a la misericordia de nuestro Señor Jesucristo soy salvo por Su gracia. Permítame repasar parte de mi experiencia que aunque usted ya conoce, me sirve para ordenar mis ideas.

Hno. Fleming, el motivo de mi correo es para agradecer todos los consejos que me ha entregado a través de este medio y por las oraciones que a lo largo del año fueron hechas, ya que me ayudaron mucho, especialmente por la tenaz oposición y antagonismo de la familia de mi novia que son de una secta que siguen los dichos de un supuesto profeta, William Marrion Branham.

Hace no más de tres años era una persona común y corriente, un joven que vivía supuestamente feliz y sin complicaciones, que pensaba que la vida era vivirla al máximo con "amigos" con los cuales pasábamos ratos muy amenos y divertidos, como cualquier joven de esa edad, pero a la vez sentía un vacío muy extraño, me sentía feliz pero siempre estaba ese vacío. Pero el punto es que un día le pedí a Dios en mi desesperación, que ya no quería esa vida, porque aparte de la diversión que ofrece el mundo, uno se envuelve en vicios y cosas que pueden perjudicar la vida; le pedí a Dios que me ayudara, que me diera una buena mujer (novia); pasaron los meses y conocí a una joven en el lugar de trabajo, nos llevamos bien y nos hicimos novios.

Mi novia era "cristiana" y yo criticaba mucho a los cristianos evangélicos, porque como todo ignorante, los tildaba de fanáticos porque se abstienen de hacer cosas que para la gente del mundo son normales. Mi sorpresa fue que mi novia pertenecía a la congregación de unitarios o "solo Jesús". Se dicen que no tienen denominación y le han creído a las supuestas revelaciones dadas a un "profeta" William Marrion Branham.

Ella y su familia me comenzaron a hablar del "profeta", pero había algo que no me cuadraba, comencé a investigar todas las noches por medio de la Internet sobre este personaje, y una página me llevó a otra, llegando a su página de EstudiosMaranatha.com que por cierto me ha ayudado mucho a comprender más de la Palabra de Dios. Entonces entendí que el "profeta" de la congregación a la cual asistía mi novia, era un falso profeta, porque toda la revelación de Dios a los hombres concluyó cuando se terminó de escribir la Biblia, de lo contrario tendríamos que seguir añadiendo páginas a este libro. 1Co 13:8 "las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas". Y la Biblia concluye justamente con una tremenda advertencia en su última página: Ap.22: 18 "Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro".

Me dediqué a estudiar más la palabra de Dios, nunca imaginé e ignoraba por completo el gran poder que tiene la Biblia, también compré algunos libros porque estaba fascinado con lo que había descubierto. Comencé a correr y a querer saber cada día más, hasta que me di cuenta que ya no me apasionaba tanto el mundo, en lugar de salir con mis amigos prefería leer la Biblia y estudiarla.

Al principio lo hacía para demostrarle a mi novia que ella estaba equivocada, que el "profeta" en el cual ella creía era falso; pero después la lectura Bíblica me fue gustando, ya no leía para refutar su doctrina, sino porque me alimentaba la vida y me daba paz. Cuando le comentaba a mi novia la Palabra de Dios, nos enojábamos ya que en esa secta no leen la Biblia como un libro completo, sólo leen los pasajes que según ellos respaldan lo dicho por el "profeta", leen con devoción los mensajes escritos por ese líder.

Ellos piensan que quien estudia libremente la Biblia está contra el mensaje del profeta, para ellos es un pecado imperdonable rechazar o poner en duda las profecías del "más grande profeta del último milenio", el "Séptimo ángel" como también llaman a W. M Branham, que supuestamente habría de estar aquí en la tierra para recibir al Señor cuando venga a buscar Su iglesia, y murió el siglo pasado sin que sucediera su anuncio, lo cual prueba que fue un falso profeta. Jer.28:9 "cuando se cumpla la palabra del profeta, será conocido como el profeta que Jehová en verdad envió". El Señor advirtió que vendrían muchos falsos profetas antes del fin, Mat 24:11 "muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos".

Yo no me congregaba en ninguna iglesia ni mucho menos era cristiano, algunos de mis familiares se congregan en una iglesia cristiana, ellos me invitaban pero yo no quería asistir. En ese tiempo un día doble mis rodillas, ya no podía más, le entregué mi vida al Señor Jesucristo, lloré con mi corazón quebrantado y mi Dios me cubrió con Su presencia y sentí Su misericordia, ya era un hombre libre e intenté transmitirle lo que sentía a mi novia, pero nada pasaba ¿quién la sacaba de ahí? ella desde que nació pertenecía a esa secta.

Pensé que si Dios me había sacado del mundo también lo haría con mi novia, comenzamos a leer la Biblia y a tener estudios Bíblicos, no para probar que ella estaba en un error, sino para demostrar el amor de Dios por medio de su Palabra, y a la vez comencé a buscar una iglesia para congregarme. Un día domingo (reitero nuevamente sin caer en fanatismo religioso) llegué a una iglesia que se predica a mi parecer una sana doctrina, son Cristianos Bautistas, me gustó también la solemnidad y desde ese día me congrego en esa iglesia.

Pero mi pena estaba todavía y decía ¿cómo era posible si le pedí a Dios una buena mujer con la que me quiero casar, estuviéramos en distintas iglesias? Pensaba en mis futuros hijos si es que llegáramos a tener ¿a cuál iglesia irían? Como había conocido a Dios, el Dios verdadero, comencé a orar mucho y creí con fe en el poder de la oración, día y noche constantemente, porque sabía que no era por mi palabra ni por mi esfuerzo que mi novia saldría de esa secta.

Para la gloria y honra de nuestro Señor Jesucristo un domingo de junio (17 de junio de 2007) me dijo que ya no creía en el mensaje de un hombre (revelaciones de William Marrion Branham), sino sólo el mensaje de nuestro Señor Jesucristo como aparece en la Biblia.

Hno. Fleming, yo no estaba totalmente convencido, porque decía ¿cómo es posible que una mente tan pero tan cerrada pudiera decirme que ya no estaba ciega? Pero retomé las palabras que dice la Biblia que somos salvos por gracia por medio de la fe. Y pensé ¿Hay algo imposible para Dios?

Después de eso la madre de mi novia la reprendía diciéndole que no podía dejar su "iglesia" porque Dios la podía castigar duramente. Hasta cierto punto me sentía incómodo, ya que sentía que yo la estaba poniendo en pugna con su familia y que quería desviarla hacia otra religión u otra creencia, mas lo que la madre de mi novia no entendía es que mi novia ya era una mujer libre y salvada por la gracia del Señor Jesucristo, conocedora de la verdad y del Dios trino que presenta la Biblia.

Pero comenzó una batalla por doctrinas con la familia, lo cual estuvo muy mal, porque no dábamos testimonio con nuestros actos, y nos llevaban a los pastores de esa secta para explicarnos su doctrina, pero Dios siempre es fiel, nunca nos desamparó, siempre orábamos y en las aflicciones nos hacíamos fuertes en el espíritu.

Para la honra y gloria de nuestro Señor Jesús, mi novia y yo tomamos una decisión, queríamos honrar más a Dios, intentábamos caminar rectos hacia Dios, pero faltaba algo y dejándolo en sus manos decidimos en nuestros corazones casarnos. Ahora ya somos esposos, Dios nos ha permitido honrarle y glorificarle como esposos, y lo mejor de todo es que no se opusieron los padres de mi novia a nuestra unión, aunque ellos digan yugo desigual (en su secta), es más, nos apoyaron aún cuando nos casamos en la Iglesia Bautista.

Lo más asombroso de todo es que después de las disputas que tuvimos por doctrinas, lo cual estuvo muy mal ya que Dios no es para contiendas, decidimos predicarles no con palabras sino con el ejemplo. Gracias a Dios, nuestro Señor nos ha respaldado y ahora hasta nos piden consejos, no se meten con nosotros en el sentido doctrinal, incluso nos dan la razón a veces cuando nos permiten hablar de Dios y su Santa Palabra; poco a poco Dios está obrando en ellos, ya que tomamos la mejor decisión de descansar en nuestro Dios y reposar en él todas nuestras penas y alegrías.

Con respecto a mis padres, ellos son católicos y hasta cierto punto se burlaban de mi, me decían que no me fuera a hacer fanático religioso, yo los comprendo porque como ellos están, estaba yo en el pasado, debido a que también tenía una venda espiritual, pero de igual manera Dios está obrando y nos otorgó un milagro, fue el de la sanidad de mi madre, tenía unos tumores en sus ovarios y una hemorragia interna que no cesaba, ella le pedía a sus santos sin ningún resultado.

Me llamó un día (ellos viven en EEUU y yo en El Salvador) y me contó el problema de su enfermedad, yo le dije a mi madre, aunque siendo un poco atrevido, de que Dios la sanaría, pero que el único intermediario con ese poder para sanar era nuestro Señor y Salvador Jesús, nadie más (Santos y Vírgenes) y me atreví o me adelanté a los hechos. Le dije que Dios la sanaría, pero primero debía permitir que el Señor entrara en su corazón y que lo aceptara como su Salvador; no quedando esa noche mi madre muy convencida, mi esposa y yo oramos y esa misma noche cesó la hemorragia.

Sé que Dios sana según Su misericordia y voluntad soberana a quién quiere sin someterse a las exigencias de ninguna de sus criaturas, podemos rogar a Dios pero no obligarlo. Entiendo que Él permite la enfermedad en otros también con un propósito de acuerdo a Sus planes eternos, como fue por ejemplo en el caso del apóstol Pablo, quien rogó con mucha fe y angustia en tres oportunidades para ser sanado y la respuesta del Señor fue: (2Co 12:9) "Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad". Cuando se sometió a esa voluntad soberana de Dios, pudo entender el propósito del Señor, Gal 4:13 "Pues vosotros sabéis que a causa de una enfermedad del cuerpo os anuncié el evangelio al principio".

Dos semanas después mi madre visitando al médico para programar la operación de sus ovarios, esos tumores habían desaparecido por completo, le repitieron los exámenes y con el mismo resultado. Los mismos médicos asombrados le dijeron que sólo puede ser obra de Dios lo que pasó, ya que los tumores los tenía desde hace algunos años y habían desaparecido. Mi madre entendió que el único intermediario es nuestro Señor Jesús, y mi papá que me decía fanático reconoció que las oraciones fueron escuchadas.

Y todo esto hermano Fleming es para la Gloria del Señor, bendito sea nuestro Dios por todos los siglos. Mis papás siguen esa lucha de dejar su religión, siento que todavía falta pero todo es en el tiempo de Dios. Por mi parte seguiré orando por ellos y mis suegros por la misericordia de nuestro Bendito Dios.

Aunque sabemos que el enemigo anda como león rugiente buscando a quien devorar, y que la verdadera lucha contra el mal apenas comienza en nuestras vidas, porque problemas, dificultades, aflicciones vienen, pero también las bendiciones son muchas. Hemos aprendido con mi esposa a creer en Aquel que nos amó primero y también nos mantenemos constantes y firmes en el intento de agradarle y caminar como a nuestro Dios le agrada, pero aún con todos nuestros grandes errores y pecados, Dios que es grande en misericordia, nos perdona cuando nos arrepentimos y le confesamos a Él nuestras faltas, y cuando le pedimos algo, siempre y cuando esté de acuerdo a Su gloriosa voluntad, con fe la recibimos. Y después de todo ¿Hay algo imposible para Dios?

Gracias hermano Jack nuevamente, quiero decirle de parte de mi esposa y mía, que estamos orando por usted y su familia, dando gracias a Dios por haber sido uno de los instrumentos que Dios puso en nuestro camino, y porque ha sido el canal para que muchas otras personas se hayan convertido al Dios verdadero. Nuevamente que el Señor lo bendiga y nuestro amado Salvador derrame sobre usted y su familia muchas bendiciones, que el Todopoderoso le siga dando sabiduría y fortaleza.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com