Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 194

¿Prohíbe Dios a la mujer usar pantalones en la iglesia según Dt.22:5?

RESPUESTA

El versículo dice textualmente: "No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace".

Este versículo ha sido muy tergiversado en nuestros días, porque el verdadero sentido de todo ello es muy diferente a lo que se aplica en algunas iglesias del día de hoy, donde se prohíbe a las mujeres vestir pantalones.

En primer lugar, nunca habla de pantalones y la ordenanza es para el hombre y la mujer. En los tiempos del Antiguo Testamento y hasta el día de hoy en oriente, la diferencia de vestuario entre el hombre y la mujer es mínima, no se expresa en la usanza de pantalones, esa moda es muy reciente y pertenece a occidente.

En los países asiáticos el pantalón es una vestimenta que ha correspondido por muchos siglos también a la mujer. Si consideramos que solamente China tiene más de mil 330 millones de habitantes, podemos ver cuan pretencioso es dictar reglas generales de esa naturaleza basadas en nuestra propia ignorancia y cultura.

En las islas del Pacífico los hombres usan faldas, y en alguno de esos lugares las autoridades oficiales visten una falda y arriba usan una chaqueta al estilo occidental, hasta con corbata.

En Fiji los hombres visten una falda que llaman "sulu". En Indonesia hombres y mujeres visten el "sarong" que es una tela larga que cuelgan como falda. En la Polinesia existen distintos vestuarios: Pareo, Lava-lava, etc. En Hawai el "kikepa". En Malasia el "Kain". En Japón el famoso "Kimono". Los escoceses el "kilt", y así podría seguir enumerando diversas vestimentas según sus costumbres y tradiciones.

Incluso en occidente desde hace muchos años, nadie podría sin faltar a la verdad, afirmar que el pantalón es una vestimenta exclusiva del varón. Las modas en este lado del mundo cambian con mucha rapidez, y el uso del pantalón en la vestimenta femenina ha sido aceptado socialmente desde el siglo pasado como prenda también de la mujer.

Considero que cuando el Señor nos permite conocer diversas culturas, no solamente enriquecemos nuestra propia cultura general, sino que además nos hace cuestionar cosas que hemos aceptado como dogmas inamovibles, pero que luego entendemos que no son más que tradiciones de hombres y no corresponden a las ordenanzas de Dios.

Por lo tanto, esa interpretación de prohibir el "pantalón" para la mujer, no se podría emplear en todos los países del mundo. Creo que el verdadero sentido en el cual aparece esta prohibición para el hombre y también para la mujer, va por el lado de frenar la homosexualidad. Dios no quiere que aquellos que son afeminados u homosexuales, se vistan como mujeres, lo mismo para las mujeres que tienen desviaciones.

Los sicólogos dicen que todos aquellos hombres que en las fiestas gustan disfrazarse de mujeres, siempre es porque tienen una fuerte desviación sexual que desean expresar, aunque sea de esa forma limitada y "divertida". Seguramente desde allí proviene ese calificado de "guy" que es un vocablo inglés que significa "alegre".

1Co 6:9 "¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,
1Co 6:10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios".

Rom 1:26 "Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,
Rom 1:27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío".

Notamos que en la lista que Dios condena individualiza separadamente a los afeminados, de aquellos que "se echan con varones". Pero ambos son igualmente sancionados por la justicia y santidad del Señor, lo mismo que en el caso de las mujeres.

La vestimenta ejerce una influencia muy fuerte en la personalidad del individuo que la usa, eso se puede notar fácilmente; cuando alguien viste informalmente su conducta va a ser más relajada, cuando lo hace formalmente su comportamiento será más cuidadoso. Los actores que encarnan a un personaje ficticio, por lo general no pueden hacerlo si no visten el disfraz que representa a ese personaje, etc.Copiado ilegalmente de EstudiosMaranatha.com

Estimo que de ningún modo puede ser considerado pecado que una hermana use pantalones, el mal puede estar en la forma que viste. En algunas iglesias condenan duramente a las mujeres que usan pantalones, pero no objetan en absoluto cuando alguna usa faldas muy cortas u otra vestimenta más frívola e inapropiada, por lo menos para asistir a la casa de Dios.

Hay iglesias donde las mujeres deben cubrirse la cabeza, pero no existe ninguna interdicción para descubrir sus piernas, con tal que lo haga con una falda y un velo sobre su cabeza.

La exhortación del Señor respecto a la vestimenta de la mujer es muy clara y no admite controversias. 1Ti 2:9 "Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos".

Ese es el parámetro establecido por Dios respecto a la vestimenta para la mujer, no incluye ni excluye el pantalón. Pero es muy importante mantener la armonía de la Biblia, en todos los temas que honestamente buscamos la voluntad del Señor y deseamos primeramente agradar a nuestro Dios.

Dice la Palabra del Señor que: 1Co 10:23 "Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. Ninguno busque su propio bien, sino el del otro".

Este principio bíblico establecido por Dios respecto a un tema específico que está desarrollando en Su Palabra, obviamente que se hace extenso a otros en los cuales podemos incluir la vestimenta, porque la moral y principios éticos de Dios son inmutables.

Por lo tanto, no se trata solamente si podemos hacer algo porque es lícito, sino que además hemos de considerar si es motivo de escándalo para otros. Creo que para mantener la armonía necesaria que debe manifestarse en la casa de Dios, sería muy recomendable que en lo posible las hermanas se abstuvieran de vestir pantalones en la iglesia, si eso es motivo de discordia.

Naturalmente que las hermanas mayores que por motivos de salud deban usar pantalones para protegerse del frío, y que por lo general además usan un abrigo; ellas no necesitan pedir permiso para hacerlo ni preocuparse de aquellos que por ignorancia o porque les gusta siempre hablar de otros, porque ese tipo de personas invariablemente estarán murmurando y chismeando cualquiera sea la iglesia o el motivo que encuentren, porque si no lo hay, lo inventan.

Le invito a leer las respuestas a las PREGUNTAS Nº 16 y Nº 26 para entender mejor el tema de la vestimenta.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com