Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 195

¿Qué significa pedir conforme a la voluntad del Señor? (1Jn.5:14)

RESPUESTA

El texto dice: "Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye".

Existen varias condicionantes para una oración eficaz. En la misma epístola de Juan dice en 1Jn.3:22 "y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él".

La mayoría de los pastores enseñan solamente la parte fácil y agradable, citan únicamente Mat 21:22 "Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis". Convirtiendo la oración en una promesa con respuesta inmediata y positiva, pero eso no es lo que enseña la Palabra de Dios.

Vemos que el Señor dice mucho más que eso, incluyendo 1Ts. 5:17 "Orad sin cesar". Lo que demuestra que no basta con una sola petición, creyendo que Dios tiene la obligación de conceder nuestra solicitud en el momento que lo pedimos.

Cuan importante es llevar una vida de oración. Satanás se podrá reír de nuestros esfuerzos y burlarse de nuestro trabajo para el Señor, pero temblará cuando nos vea orar.

Otra de las recomendaciones que hallamos en la Palabra de Dios se encuentra en Mt.6:5 "No hemos de ser como los hipócritas que oran para ser visto" (o escuchados).

Es muy importante mantener nuestra línea de comunicación con Dios en forma permanente, pero lo que realmente importa es nuestra oración privada. Aquellos que acostumbran hacer largas oraciones en público, seguramente que se debe a que no han tenido esos momentos a solas con Cristo para derramar sus corazones en Su presencia, y se quedan con todas las cosas para decirlas ante la iglesia; muchos de ellos se pueden comparar al fariseo que "oraba consigo mismo" (Lc.18:11).

Cuando el Señor recomienda que para orar debemos entrar en nuestro aposento (Mt.6:6) nos indica varias cosas, entre ellas que debemos hacerlo privadamente. Luego, que necesitamos disponer de un lugar habitual donde acostumbramos a orar, que sea como el Huerto de Getsemaní donde él frecuentemente oraba.

Allí en ese lugar donde está impregnado de la fragancia del Señor, de ese huerto que ha sido regado con nuestras lágrimas y oraciones, que de sólo mirar a nuestro alrededor, recordaremos cuantas cosas inmerecidas nos ha concedido Dios.

Bien sabemos que por el proceso de exprimir el fruto del olivo, extraemos el aceite, que es símbolo del Espíritu Santo. Así también necesitamos exprimir nuestros espíritus en Su presencia, para que nuestras oraciones fluyan con la fragancia y suavidad del Espíritu Santo.

La Biblia enseña que los creyentes no estamos exentos de problemas y dificultades en esta vida, los cuales no se solucionan con una simple oración.

1Pe. 1:6-7 "aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo".

1Pe. 4:12 "Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese".

Por lo tanto, primeramente antes de pedir, debemos estar seguros que son conforme a la voluntad del Señor. Pero ¿Qué significa orar conforme a la voluntad de Dios?

Es cuando pasa de nuestro corazón al corazón del Señor, y él cual único intermediario, se identifica y apropia de nuestros ruegos, para presentarlos delante del trono de la gracia de Dios. Es pedir lo que el Señor pediría si estuviera en nuestra situación.

Para conocer más sobre este importantísimo tema de la oración, le invito a leer el MENSAJE Nº 51 "La oración".



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com