Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 250

¿Existe un respaldo bíblico para el celibato?


RESPUESTA


La Biblia hace mención a la prohibición de casarse, pero es para condenarla no para apoyarla, especialmente para los líderes religiosos (obispos).

1Ti 3:1 "Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea.
1Ti 3:2 Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar;
1Ti 3:3 no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro;
1Ti 3:4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad
1Ti 3:5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)"

Tit 1:6 " el que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía.
Tit 1:7 Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas,
Tit 1:9 retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada, para que también pueda exhortar con sana enseñanza y convencer a los que contradicen". EstudiosMaranatha.com Jack Fleming

Es más, la Palabra de Dios advierte sobre quienes prohibirán casarse y sus características. En la misma epístola escrita por el apóstol Pablo a Timoteo, donde está entregando las instrucciones para que sepamos cómo debe ser la conducta en la iglesia (1Ti 3:15 "para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad"), donde ha dicho que los obispos deben ser casados, añade:

1Ti 4:1 "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;
1Ti 4:2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,
1Ti 4:3 prohibirán casarse"

Inclusive entre las características que la Palabra de Dios entrega sobre las condiciones del Anticristo, dice: Dan 11:37 "Del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres". Puede leer más sobre este tema en el libro "Expediente 666 que encontrará en nuestra sección eLIBROS.

La Biblia siempre señala en forma enfática la voluntad de Dios, desde el principio de la creación, sobre este tema al indicar que: Gen 2:18 "dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él". Y creó la mujer para que fuera su esposa.

Dios, el Gran Creador declara que "no es bueno que el hombre esté solo". Sin embargo los romanistas, pasando por sobre esta afirmación y revelación divina, ellos, considerándose más sabios que Dios sostienen lo contrario, desestimando inclusive todos los pasajes de la Santa Palabra de Dios y los ejemplos que nos dejaron los mismos apóstoles quienes tuvieron sus propias esposas.

Los sofistas que quieren justificar lo injustificable, tuercen las palabras de Pablo pretendiendo que el apóstol hace un llamado al celibato, pero eso lejos de ser verdad, como hemos leído precisamente en los escritos de Pablo, es una mala intención forzada, porque el apóstol era casado, de lo contrario no habría podido ser miembro del sanedrín (requisito básico en el judaísmo) y dar su voto. Hch.26:10 "yo di mi voto".

Por lo demás el resto de los apóstoles también eran casados, no practicaban el "celibato" incluyendo el apóstol Pedro:

Mat 8:14 " Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de éste" (la suegra de Pedro, si tenía suegra es porque tenía esposa).

1Co 9:5 Dice el apóstol Pablo: "¿No tenemos derecho de traer con nosotros una hermana por mujer como también los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Pedro?"

Pablo está señalando que los apóstoles iban con sus esposas en los viajes que realizaban, por lo tanto mal podría estar avalando el "celibato" que condena la Biblia.

¿Cuál es entonces la verdadera razón por la cual los romanistas insisten en el celibato?

No es debido a una postura de "mayor santidad o consagración" como ellos lo quieren presentar, porque siempre en esa organización ha proliferado y servido de refugio para aquellos que tienen desvíos inmorales y repudiables. Tal es así, que hoy, en una sociedad absolutamente permisiva como nos encontramos, los que practican esas anomalías, no necesitan permanecer escondidos "dentro del closet" como gustan definirlo, y al no existir la necesidad de ocultarse en un monasterio o convento, esto ha llevado a una verdadera crisis mundial a la iglesia católica, por la falta de jóvenes que necesiten refugiarse en el clero de esa institución; hoy caminan libremente sin ninguna vergüenza y ocupando todos los espacios de nuestra sociedad.

Dios ha sido muy explícito para condenar esta clase de conductas y prácticas, no solamente al enviar un terrible juicio sobre las ciudades de Sodoma y Gomorra como lo relata la Biblia (allí tuvo origen el vocablo "sodomita"), sino que lo sanciona juntamente con la idolatría y lo relaciona también con ese pecado:

Rom 1:22 "Profesando ser sabios, se hicieron necios,
Rom 1:23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible
Rom 1:24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos,
Rom 1:25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos.
Rom 1:26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,
Rom 1:27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.
Rom 1:28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen"

¿CUÁL ES EL VERDADERO MOTIVO POR EL CUAL ROMA INSISTE EN EL CELIBATO, AÚN CUANDO EL MISMO CLERO NO COMPARTE ESA OPINIÓN?

Es simplemente por motivos económicos. Ese gran imperio económico que han levantado durante siglos con corrupción y actos que son condenados inclusive por la moral de los hombres, no podría subsistir un par de generaciones sin desmoronarse.

Sin el aporte incondicional de esas mujeres consagradas que han integrado a la adoración y servicio de ese modelo que les ha levantado el Vaticano, de la imagen humilde y sometida de María, no podrían disponer de esa mano de obra que bordea la esclavitud, como es la contribución del aporte leal y devoto de las monjas.

Roma, en un desprecio absoluto por la Biblia, y en su deificación que aumenta día en día por el Papa, ya no intentan buscar un versículo de la Biblia para justificar sus dogmas y doctrinas. Sino que definitivamente han dejado la Palabra de Dios, para quedarse únicamente con la palabra del Papa.

Porque la inmaculada Concepción y la asunción de María, no existe en ninguna parte de la Biblia, sólo en la fértil imaginación del Papa, quien como es usual, obligó a todos los católicos a aceptar sin reparos su declaración, bajo pena de caer en pecado mortal; para eso él es "infalible", atributo que únicamente le corresponde a la divinidad.

La iglesia católica bien podría llamarse una iglesia "Mariana", debido a que ella es su centro de adoración. No tengo la menor duda que el siguiente paso de Roma será proclamarla abiertamente "divina", como se consideró en el Vaticano II la posibilidad de terminar con la Trinidad de Dios, para integrar a María a una divinidad compuesta por cuatro personas. Se argumentó para su deificación, que ella era "la Madre de Dios", "Madre del Hijo Eterno" y "Esposa del Espíritu Santo".

Pero ¿cuál es el verdadero propósito de esta exaltación de María? Sin lugar a dudas la imagen que proyectan de María; humilde, obediente, dócil, manejable, sometida a la autoridad, es muy conveniente para Roma.

Es el ideal que desean inculcar en todas las mujeres católicas, especialmente en las monjas. No olvidemos que las monjas son, no solamente las siervas de los curas, sino las que mayoritariamente realizan los trabajos sociales que Roma hace en diferentes países, con el dinero de los gobiernos que han delegado en la iglesia católica la administración de diversas instituciones y que la iglesia utiliza con fines proselitistas.

Creándose de este modo una simbiosis muy conveniente para ambos. Los gobiernos obtienen mano de obra barata y la iglesia católica consigue gratis, la propaganda y admiración del mundo por estas obras sociales que los católicos ingenuamente creen que se realiza con dinero de su iglesia.

Entre esta asociación que Roma hace con los gobiernos de todas las tendencias políticas, están estas mujeres, las monjas; fieles, obedientes y sometidas incondicionalmente a la autoridad del Papa, cuya única instrucción religiosa es la repetición incansable de rezos, la confesión al cura y la confidencia sumisa y leal a la madre superiora. Qué mejor que alimentarlas con un modelo de mujer que ellas adoren.

Sin duda la veneración a María impuesta por Roma sobre todo el clero y los laicos, no está inspirada en la devoción, ni es tan sólo un asunto de dinero, sino de sobrevivencia de la iglesia católica.

Los cristianos que seguimos las enseñanzas apostólicas reveladas en la Biblia amamos a María, pero rechazamos toda esta maquinación que hace Roma para obtener esta clase de objetivos.

¿Qué sucedería si las monjas fueran casadas? Lo mismo que ocurriría si los curas pudieran hacerlo, antes de dos generaciones se desmoronaría todo ese imperio económico que han levantado durante siglos.

Cuando un cura y una monja se integran a ese sistema religioso, no solamente deben renunciar a su propio nombre y familia (como método planificado para desconectarlos de su parentela y bienes terrenales), sino que también a todas sus posibles aspiraciones de conservar posesiones en este mundo; aunque a decir verdad, hoy en día son muchos los que en el clero tienen grandes propiedades e inversiones en las riquezas de este mundo.

Pero en términos generales todos los bienes del clero pertenecen a la iglesia. Y si ellos se casaran, esas riquezas al morir no pasarían automáticamente a la iglesia como sucede en el día de hoy, sino que legalmente deberían ser compartidas con sus herederos legales, es decir, esposa e hijos.

En consecuencia, todos los bienes del clero, al morir deberían dividirse entre sus herederos, si tuvieron dos hijos más la esposa, se subdividirían en tres o cuatro según sea el caso, donde la iglesia católica no tendría ninguna parte, y por lo tanto, en dos generaciones todo ese imperio económico que ha levantado Roma, se desmoronaría irremisiblemente.

Esta es la única razón real por la cual Roma no puede terminar con el celibato, porque ha sido un sistema muy lucrativo para ellos como institución. Por lo tanto no se trata de un 'don' como ellos quieren presentarlo, porque 'con don' o sin él, lo único que les importa es el asunto económico. No olvidemos que durante la edad media tuvieron que crear un impuesto especial en toda Europa para mantener a todos los "hijos bastardos y concubinas del clero", como indicaba literalmente esa ley que impuso Roma sobre toda esa región occidental que dominaba.

El Vaticano siempre ha empleado una vara de inmoralidad para medir la gravedad de los pecados cometidos por su clero. Hasta en el día de hoy, cuando un cura cae en fornicación o tiene varias mujeres de su propia congregación (para lo cual el confesatorio es una poderosa herramienta que emplean muy bien para conseguir ese objetivo), los jerarcas de esa organización lo único que hacen es ignorar esa condición.

Y cuando llega a ser de escándalo público, lo trasladan a otra parroquia, inclusive en los casos de pedofilia Roma lo único que ha hecho es ocultar y proteger a esos delincuentes. Podría nombrar muchos casos donde hasta el actual Papa, intervino para proteger y esconder en la misma jurisdicción del Vaticano, para tapar esa inmundicia y liberarlos del peso de la ley judicial.

Porque según la moralidad que gobierna a esa organización, un pecado de esa naturaleza cometido por un cura, se arregla fácilmente confesándolo a otro cura. Pero si llegara a casarse, comete el pecado imperdonable que tiene una sola condena, la expulsión, porque Roma no aceptará jamás terminar con el celibato.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com