Preguntas Frecuentes

por Jack Fleming

N° 26

¿Puede una mujer creyente maquillarse?

RESPUESTA

Primeramente debemos aclarar de qué grado de maquillaje estamos hablando. Hay algunas mujeres que se maquillan y siguen siendo toda una dama, en cambio otras tienen abiertamente una apariencia muy poco cristiana.

La Biblia es categórica para establecer que la mujer cristiana debe ser decorosa, con pudor y modestia (1Tm.2: 9). Pero lamentablemente muchas veces algunas hermanas interpretan esto, como que deben ser descuidadas y con falta de atractivo.

Es lamentable que muchas mujeres se preocupen de su apariencia personal solamente durante el noviazgo, pero una vez casadas cambian radicalmente. Entiendo que después las nuevas responsabilidades del hogar le absorben mucho tiempo, especialmente por su falta de experiencia; pero todo lo que se pueda decir, no justifica en ninguna manera su descuido.

Creo que es un profundo error, y por qué no decirlo, una irresponsabilidad de la mujer cristiana que una vez que ha formado su hogar, no cuide de él en forma sabia.

La Biblia dice que: (Pr.14:1) "La mujer sabia edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba". En la responsabilidad de cuidar de su casa, no están solamente las labores domésticas que debe desarrollar, principalmente si se dedica exclusivamente a eso, sino que también incluye la preocupación de mantener su atractivo de mujer que le hizo a su esposo fijar sus ojos en ella.

Creo que se puede considerar perfectamente como necia y que está destruyendo su propio hogar, a la mujer que no cuida su apariencia personal. Es muy lamentable que existan mujeres que despiden por las mañanas a sus maridos, con un aspecto muy descuidado, en bata y sin ordenar debidamente su cabello.

La última imagen de ella que se lleva su marido, es de una mujer muy poco atrayente, para luego llegar a su trabajo y encontrar a muchas mujeres vestidas prolijamente y además de forma provocadora. Si a todo esto añadimos el relajamiento moral que hoy existe, fácilmente podemos anticipar cómo va a terminar ese matrimonio.

No estoy diciendo todo esto para excusar a los maridos que actúan inmoralmente, despreciando su esposa y el sagrado vínculo del matrimonio, porque también a ellos Dios les dice: (Heb.13:4) "Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios". (Pr.5:18-19) "alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo".

También es lamentable que muchos maridos pareciera que aquí leen "sierva" (de sirvienta) en vez de lo que realmente dice la Palabra de Dios: "cierva amada". Pero para no apartarme del tema central de la pregunta, vuelvo nuevamente al tema de la mujer.

Yo soy una persona mayor, así que después de 40 años de matrimonio puedo decir con cierta autoridad, que entiendo a la mujer que se ha casado y se encuentra con muchas tareas y responsabilidades que la abruman, especialmente cuando llegan los niños. Pero nada de eso la exime de la responsabilidad de velar por su hogar y su familia, y entre esas siempre estará la de cuidar de su apariencia personal.

Hoy ya estoy retirado, pero durante toda mi vida laboral, no recuerdo haber visto a mi esposa al desayuno, sin estar formalmente vestida y con la gracia femenina que siempre la ha caracterizado. Cada mañana, antes de salir para la oficina, siempre tuvimos el tiempo para desayunar juntos, leer y orar antes de salir, incluso cuando llegaron los 3 niños con los cuales Dios bendijo nuestro matrimonio. Por eso digo que es algo que se puede y debe hacer, porque eso es también lo que consolida el matrimonio.

Considero que la mujer debe cuidar de su feminidad y presentación, pero sin caer en excesos. Aunque mi esposa nunca se ha maquillado, no creo que si alguna hermana lo estime necesario para su auto estima, este mal, pero todo debe ser hecho con moderación, estética y gracia.Copiado ilegalmente de EstudiosMaranatha.com

Lo que me resulta incomprensible, es que muchas mujeres se preocupen de su propio aspecto, únicamente cuando están delante de otras personas, incluso de los extraños, pero no lo hacen cuando están solamente con su marido en casa.

La mujer siempre deber vestir y cuidar de su presencia personal, especialmente cuando está su marido, se supone que a él debe seguir agradando en el hogar y fuera de él. Debe hacerlo con tal gracia y sabiduría, que siempre lo haga sentir orgulloso de ser su esposo.

Le invito a leer las respuestas a las PREGUNTAS Nº 16 y Nº 194 para entender mejor el tema de la vestimenta.



Volver al indice

¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com