Manual Biblico
















































Por Jack Fleming


Capítulo 22 - Don de Lenguas

La profusión de emocionalismo y fenomenalismo psíquico que son tan abundantes en muchos grupos religiosos en el día de hoy, son el resultado directo de la falta de verdaderas vidas llenas del Espíritu Santo y ocupadas en la adoración al Dios Santo, quien es también Dios de orden y paz.

El vacío espiritual y la ausencia del auténtico poder del Espíritu, les ha arrastrado en una adulteración, remedo de lo que es la verdadera manifestación del Espíritu de Dios.

Gál.5:22/23 "el fruto del Espíritu es: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza".

Cuando descendió el Espíritu Santo por primera vez durante la fiesta de Pentecostés (Hch.2:1/11) lo hizo en forma estruendosa y espectacular, para que el mundo viera y creyera. Hch.2:2/4 "y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablase".

Hch.2:7/12 "y estaban atónitos y maravillados diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en NUESTRA LENGUA EN LA QUE HEMOS NACIDO? Partos, medos, elamitas,...cretenses y árabes (más de 16 idiomas), les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. Y estaban todos atónitos y perplejos".

Este suceso milagroso se manifestó según el relato bíblico, en esos 120 judíos a quienes Pedro había dirigido la Palabra Hch. 1:15 "En aquellos días Pedro se levantó en medio de los hermanos (y los reunidos eran como ciento veinte en número)".

Pero en los siguientes 3mil que luego también recibieron el Espíritu Santo, no vemos el mismo efecto milagroso de hablar en esos idiomas de los judíos que vinieron desde lejanas tierras, porque los milagros de Dios no son para maravillar a los hombres, sino que para autenticar Su Palabra, y en esa ocasión no existía la necesidad de repetir el mismo milagro.

Mar 16:20 "Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían".

Es incuestionable que la manifestación del Don de lenguas entregada por Dios a los primeros cristianos, consistió en que creyentes hablaron el mensaje de Dios en otros idiomas que les eran desconocidos a los que predicaban, pero totalmente entendibles a los judíos que venían de diferentes partes del mundo.

La lengua en que ellos habían nacido era la de los países de orígenes desde donde procedían estos judíos, que habían concurrido a Jerusalén a celebrar la festividad judía de Pentecostés.

Sería exactamente igual si los creyentes en el día de hoy, sin conocer otro idioma, quedaran capacitados por el poder del Espíritu Santo para predicar a una audiencia compuesta por alemanes, franceses, italianos, etc., en sus propios idiomas.

Algunos más persistentes, aunque tienen que doblegarse ante la lectura simple y clara de este pasaje, insisten que Pablo hace referencia a un lenguaje angelical en 1Cor.13: 1

Nuevamente debo insistir que no podemos aislar un texto de su contexto, porque esta práctica tan nociva es la que ha desviado a muchos de la verdad. Primeramente necesitamos destacar que en 1Cor.12, se enfatiza que no todos tenemos los mismos dones, aunque TODOS habían sido bautizados en el Espíritu Santo.

1Cor.12: 4 "hay diversidad de dones"

11 "el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere"

13 "Porque por un solo Espíritu fuimos TODOS bautizados"

En los vrs.29 y 30 argumenta que no todos son apóstoles, no todos son maestros, no todos hacen milagros, como tampoco no todos hablan lenguas. Aunque ha dicho en el vr.11 que "TODOS habían sido bautizados en el Espíritu.

Luego comienza el cap. 13 con un "Si" condicional, es un "si" sin acento que se diferencia del "sí" afirmativo porque es algo hipotético.

1Cor.13:1 "Si yo hablase lenguas humanas y angélicas".

No está afirmando que él habla lenguas celestiales, sino que "en el supuesto que yo hablase lenguas angélicas". Que es lo mismo que plantea en el versículo siguiente:"si tuviese profecía, y entendiese TODOS los misterios" No dice que él entiende todos los misterios. "Si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes..Si entregase mi cuerpo para ser quemado".

Obviamente que tampoco está afirmando que su cuerpo sería quemado, porque sabemos que no fue así. Los ejemplos de estos supuestos hipotéticos los enumera para plantear la preeminencia DEL AMOR. Y en el vr.8 concluye:"El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y CESARAN las lenguas, y la ciencia acabará".

1Cor.13:9 "Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos". Aquí aclara lo que antes había expuesto, que él no entiende todos los misterios, sólo en parte.

La palabra "ciencia" se usa en la Biblia para referirse al "conocimiento de la verdad de Dios", así la utiliza dentro del propio contexto (1Cor.12:8)"a otro, palabra de ciencia". Que corresponde también a la misma forma en que el Señor utilizó la palabra "ciencia" en su dura reprensión contra los doctores de la ley en Lc.11: 52 "¡Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis".

La ciencia de los hombres Dios la denomina: 1Ti 6:20-21 "Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe".

Todo ese conocimiento limitado que poseían hasta entonces acerca del plan de Dios para el hombre, debido a que aún no habían recibido la revelación completa de la Biblia, terminaría cuando se hubiera escrito la última página de las Sagradas Escrituras,"lo perfecto", la Biblia, un día sería finalizada, entonces se acabarían las profecías y cesarían las lenguas.

Cuando la iglesia hubiera alcanzado la madurez, dejaría esas señales que fueron dadas en sus comienzos.

1Cor.13:11"cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño"

Por esta razón Dios puso un sello muy solemne en la última página de la Biblia; para advertencia de aquellos osados que se atrevieran a desobedecer y quisieran añadir supuestas nuevas revelaciones.

Ap.22:15 "Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro".Copiado ilegalmente de EstudiosMaranatha.com

Sabemos que los falsos maestros de los cuales nos advirtió el Señor que vendrían, pretenderán engañar a todos los que quieran escucharlos, diciendo para seguir añadiendo a la Palabra de Dios sus doctrinas de hombres, que aquí en Ap. 22: 15 no se refiere a la última pág. de la Biblia, sino que a la última pág. de Apocalipsis.

Pero ese sofismo barato puede convencer únicamente a quienes voluntariamente se dejan engañar por esas falsas doctrinas, porque Ud. puede coger la Biblia que desee, del año o traducción de su preferencia, en cualquier idioma del mundo, y fácilmente comprobará que la última pág. de la Biblia es Ap. cap. 22, la última pág. de la Palabra de Dios y después de eso no se escribió ninguna pág., frase o palabra, allí se acabó la revelación de Dios al hombre, porque es lo perfecto y completo a lo cual no hay nada más que añadir.

Allí terminó toda la "ciencia" de Dios, la revelación de Dios al hombre durante nuestra vida terrenal. Cuando estemos en el cielo, con nuestros cuerpos de gloria, tendremos toda una eternidad para comprender y conocer muchas otras cosas que el Señor en Su misericordia nos mostrará, pero en la Biblia está todo lo que necesitamos conocer acá, no todo lo que queremos conocer, sino todo lo que Dios estimó necesario que el hombre conociera, especialmente para obtener su salvación.

Estoy consciente que algunos pretenden que cuando en 1Cor.13:10 dice "lo perfecto", se está refiriendo al Señor Jesucristo cuando venga por segunda vez. Pero esto es imposible, porque tendríamos que destruir no solamente la gramática, sino que además todo el contexto de este pasaje.

Si se refiriera a una persona, tendría que decir "el perfecto", y tratándose del Señor la palabra perfecto tendría necesariamente que estar con mayúscula, como en todos los casos cuando se alude a la divinidad. Por ejemplo: el Santo, el Camino, el Ungido, el Hijo, etc.

Además, resulta totalmente forzado e incongruente interpretar que cuando menciona "lenguas" en 1Cor. 13 y 14 puedan estar refiriéndose a un "lenguaje angelical", debido a que justamente allí dice que "ese don de lenguas cesará". Y son precisamente los Pentecostales y "Carismáticos" en general los que interpretan que ese don de lenguas terminará cuando venga el Señor Jesucristo por Su Iglesia.

Esto significaría que cuando lleguemos al cielo, seremos mudos o que no hablaremos un lenguaje celestial, porque será entonces que cesará ese don.

Otra consideración que corresponde notar sobre esta interpretación tan especial, es que justamente los dones que terminarán cuando venga el Señor, no se mencionan en absoluto, como por ejemplo el don de sanidades, evangelización, etc. Lo que descarta por completo que pueda estar refiriéndose a la segunda venida Cristo, además ese no es el tema que está considerando este pasaje, solamente existe en la imaginación de aquellos que quieren forzar esa interpretación.

Lo que confunde a algunos es el vr.12 de 1Cor.13 donde dice: "Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido". Pero la alusión que aquí se menciona es sobre los espejos antiguos, que eran de metal y cuya imagen era borrosa. Cuando llegara la revelación completa de Dios, eso que por la sola lectura del Antiguo Testamento les resultaba confusa, sería esclarecido con una nitidez tal que equivaldría a conocer por primera vez su propio rostro como los demás le conocían.

Esto guarda relación con lo que dice en Heb.10:1 "teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas". El Nuevo Testamento vino a revelarnos la imagen misma de las cosas, porque en el Antiguo Testamento Dios habló por medio de figuras, sombras de la realidad plena (Heb.8:5 "figuras y sombras de las cosas celestiales).

En 1Cor.14 se analizan dos problemas:

Versos l al 25 Hablar en idiomas para lucimiento personal.

Como muestra de "espiritualidad", sin que hubiese la necesidad de usar ese don. Por ejemplo: Hablar en árabe cuando toda la congregación estaba compuesta por griegos, y nadie le entendía, excepto lógicamente Dios. Por este motivo señala en el verso 2 "el que habla en lenguas (que no era el idioma de la congregación) no habla a los hombres (porque no podían entender ese idioma extranjero), sino a Dios, pues nadie le entiende".

Luego dice en el verso 4 "el que habla en lengua extraña" (o "lengua extranjera"). Desconocida para la congregación, pero no cabe la menor duda que era un idioma. En el verso 10 lo señala más claramente: "tantas clases de idiomas hay, seguramente, en el mundo, y ninguno de ellos carece de significado".

Existen algunos, y quiero pensar que lo hacen por desconocimiento o ignorancia y no por maldad, que pretenden hacer una diferencia entre "idiomas" y "lenguas". Pero eso se soluciona fácilmente cogiendo un diccionario de la "Lengua" Castellana donde no admite otra interpretación que ambos vocablos son sinónimos.

En el verso 22 enfatiza el propósito de este don: "las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos".

Es decir, no tenían razón de hablar en lenguas cuando estaban entre creyentes en la iglesia, y menos aún en la soledad de su casa. Porque ese don fue dado para bendecir a los incrédulos , y que fueran judíos como lo afirma en el versículo anterior, vr.21 "En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo (Israel); y ni aun así me oirán, dice el Señor", para que ellos (Israel) tuvieran la oportunidad de escuchar el evangelio en su propio idioma, y pudieran ver el poder de Dios.

Versos 26 al 40 establece el orden en la iglesia. Nunca debían hablar más de uno a la vez. Y si no había intérprete debían callar. Esto contrasta abiertamente con los espectáculos de los carismáticos, que tanto desprestigio y daño han ocasionado a la obra del Señor.

También ordena a las mujeres callar en las iglesias, y no solamente allí sino como lo expresa claramente en el vr.33 "Como en TODAS las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar".

Concluye con una exhortación que muchos en el día de hoy harían muy bien en practicar: "Hágase todo decentemente y con orden".

Tengamos cuidado de no adulterar la Palabra de Dios. Estas señales fueron dadas para que el pueblo judío creyera, para probarles que el mensaje era de Dios.

En el principio del libro de los Hechos, son muy prominentes los dones milagrosos del Espíritu Santo. Luego, según avanzamos en sus páginas, desaparecen casi por completo. A medida que la iglesia iba llegando a la madurez, las señales espectaculares fueron disminuyendo.

El desear señales milagrosas es evidencia de falta de madurez espiritual, una falta de experiencia de una comunión íntima y verdadera con el Espíritu de Dios que satisface plenamente. Fue precisamente a los Corintios que fue necesario hacerles mayores recomendaciones sobre este tema, porque era una iglesia carnal (1Cor.3:1, 8:1/4, 11:20/21).

Un claro ejemplo de lo que NO ES una manifestación del Espíritu, lo encontramos en:

1Ry.18:26/29 "¡Baal, respóndenos! Pero no había voz, ni quien respondiese; entre tanto, ellos andaban saltando. Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque dios es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle. Y ellos clamaban a grandes voces...y siguieron gritando frenéticamente"

Esta costumbre pagana de gritos, desorden y hablar cosas incoherentes, repetir sílabas sin sentido (entiéndase "hablar en lenguas" como ellos falsamente pretenden), ha persistido hasta nuestros días en muchas ceremonias indígenas por los brujos de África, Asia y América. También en grupos religiosos carismáticos donde hallamos a Católicos, Testigos de Jehová, Solo Jesús, Sabatistas, Teocráticos y muchas otras sectas abiertamente anticristianas de las cuales nadie podría decir que ellos tienen una "manifestación del Espíritu Santo" porque sus doctrinas son radicalmente opuestas a lo que el Señor ha enseñado y revelado en Su Palabra.

La idea es que aquello que no entiende el hombre, lo comprenden los dioses, y que sus dioses se pueden expresar por órganos humanos, pero en un lenguaje desconocido al hombre, aunque algunos también dicen interpretar ese balbuceo estático.

El fraude de las "interpretaciones" me quedó muy en evidencia, cuando en el extranjero asistí a unas conferencias. Debido a que un hermano no sabía inglés y sentía un vivo deseo de agradecer al Señor, lo hizo en su propio idioma, la lengua materna en que había nacido. En la concurrencia se había presentado un grupo de carismáticos, entonces uno de ellos al oír hablar en un idioma que no entendía, creyó que estaba hablando "en lenguas", y como decía tener el don de interpretar comenzó a decir públicamente cualquier absurdo que no concordaba en absoluto con lo expresado por el hermano. Lógicamente hicieron callar a ese falso intérprete, y otro hermano que conocía el idioma lo tradujo al inglés.

En las ceremonias paganas también los indígenas logran un estado de éxtasis producido por la orgía emocional forzada y anormal de desorden de tener a muchos gritando y repitiendo un balbuceo enajenador.

Las emociones pertenecen al alma, no al espíritu. El hombre no regenerado tiene también emociones que pueden ser excitadas y experimentar "sentimientos" religiosos que pueden ser profundos y fanáticos y llegan a exteriorizarse en llantos, risas o aún en una insensibilidad al dolor físico.

Esto lo vemos no solamente en los monjes del Tíbet, sino que también en muchas jovencitas que concurren a los conciertos "Rock" donde son frecuentes los ataques de risas, llantos y desmayos, tal es así, que sus organizadores se han visto en la necesidad de tener preparadas varias ambulancias, cada vez que presentan estos conciertos de ruidos enajenadores que los transportan hasta la histeria.

No es exclusividad de los brujos y de los carismáticos de nuestros días el hablar en esa jerigonza ininteligible que ellos llaman "lenguas". Esta práctica fue condenada por Dios a los hechiceros de los tiempos del profeta Isaías.

Is. 8:19 "Los encantadores y los adivinos que balbucean hablando".

Otras versiones traducen: "que parlotean hablando". Eso siempre fue característico de los brujos y adivinos de todas las épocas. También era muy común en los templos de las diferentes divinidades de los griegos y romanos.

Si lo que ocurrió en el día de Pentecostés hubiese sido eso, no habría existido motivo para que se maravillasen, debido a que ese "parloteo" era muy común también en ese tiempo.

Pero en cambio leemos en Hch.2 :7 que "estaban atónitos y maravillados", escuchándoles hablar en sus propias lenguas en las que habían nacido, es decir en sus idiomas maternos. No solamente el diccionario de la lengua Castellana confirma que lenguas e idiomas son una misma cosa, sino que la simple lectura de la Biblia así lo demuestra.

En 1Cor.14:4 dice: "El que habla en lengua extraña" es decir en lengua extrajera. Versículos 9 al 11 "Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible ¿Cómo se entenderá lo que decís? Porque hablaréis al aire. Tantas clases de idiomas hay, seguramente, en el mundo, y ninguno de ellos carece de significado. Pero si yo ignoro el valor de las palabras, seré como extranjero para el que habla, y el que habla será como extranjero para mí".

Claramente se aprecia que lenguas e idiomas significan lo mismo. Algunos son sorprendidos y confundidos con el versículo dos de 1Cor.14 que dice: "Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios".

Primeramente hemos de establecer que si en Hch.2 se debe admitir por medio de su simple lectura, que lo que allí ocurrió fue que hablaron en diferentes idiomas, para testimonio de los judíos presentes que habían venido desde diferentes lugares del mundo; no tendríamos porqué pensar que en 1Cor. 12 y 13 el Espíritu Santo estuviera actuando de una manera distinta.

Pablo escribió esta epístola para corregir muchos errores y manifestaciones de carnalidad que existían allí. Habían cristianos carnales que poseían el verdadero don de lenguas, es decir, hablaban en idiomas extranjeros en forma milagrosa y se dirigían a la iglesia de Corinto que hablaba griego, en un idioma diferente únicamente para exhibición de una supuesta espiritualidad, y sin que hubieran judíos inconversos presentes.

Como consecuencia, no estaban hablando a los hombres, porque ninguno de los presentes comprendía ese idioma extranjero, pero lógicamente Dios sí comprendía. Por ejemplo, en vez de hablar en griego, oraban o predicaban en árabe, obviamente los hombres no le comprendían, únicamente lo hacía Dios, y la iglesia no era edificada.

Todos los dones fueron dados para edificación de la iglesia. 1Cor.14: 12 "para que la iglesia reciba edificación" Vr.26 "Todo se haga para la edificación". Pero ningún don fue dado para comunicarse con Dios.

El resultado era que en esa congregación de los Corintios que hablaban griego, los hombres no les comprendían y la iglesia no era edificada. Nadie les entendía, únicamente Dios; el tal hablaba misterios que nadie comprendía.

Por este motivo en este capítulo (1Cor.14) donde Pablo se está refiriendo al uso indebido del don de lenguas, les dice en el vr. 10 "tantas clases de IDIOMAS hay, seguramente, en el mundo, y ninguno de ellos carece de significado".

¿Por qué ahora les dice idiomas y no lenguas? Simplemente porque todos sabemos que las dos palabras significan lo mismo.

Continúa en el versículo 9 diciéndoles: "Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible, ¿cómo se entenderá lo que decís? Porque hablaréis al aire".

Si estos corintios, que legítimamente hablaban en lenguas, en idiomas extranjeros, estaban hablando al aire porque nadie les entendía ¿cuánto más lo estarán haciendo los que en el día de hoy siguen balbuceando palabras y sonidos ininteligibles que ni ellos mismos comprenden?

Esta práctica ha traído gran desprestigio al evangelio porque contrasta profundamente con las enseñanzas de la Biblia, donde se presenta a un Dios de orden, el cual no es un Dios de confusión, y manda a las mujeres CALLAR en las iglesias.

Esto lo dice en el mismo capítulo donde está corrigiendo ese desorden de las "lenguas". 1 Cor.14: 33-34 "Dios no es Dios de confusión, sino de paz. En TODAS las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen en las congregaciones, porque no les es permitido hablar" (Leer también 1Tim.2: 11-12).

Si realmente fueran dirigidos por el Espíritu como pretenden ¿no sería lógico que obedecieran lo que Dios tan claramente ha mandado?

El Espíritu Santo ha prometido guiarnos a toda verdad, y no a algo que se oponga a la voluntad de Dios. Esta clara desobediencia a la Palabra del Señor deja en evidencia que todo el show que montan los carismáticos es una falsa y no procede de Dios, donde además de encontrarse comprometidos los sentimientos, emociones, superstición, autohipnosis colectiva, y demás ingredientes humanos; pueden fácilmente intervenir espíritus demoniacos sobre los que se obstinan en desobedecer a Dios.

En 1Cor.14: 11 añade: "si yo ignoro el valor de las palabras, seré como extranjero para el que habla, y el que habla será como extranjero para mí".

La falsedad de esta jerigonza que pronuncian los carismáticos, queda al descubierto por medio de estos pasajes y a través de la práctica de algunas iglesias donde he sido testigo que la pastora, les daba clases a los nuevos para que aprendieran los sonidos y pudieran "hablar en lenguas".

Existe tal presión psicológica sobre las personas que llegan a esas iglesias, que todas deben repetir e imitar ese trance, de lo contrario son acusados de falta de espiritualidad, de hermanos carnales o simplemente de que no son creyentes y no tienen el Espíritu Santo. Aunque Pablo dice en 1Cor.12:30 que "no todos hablan lenguas" y les aclara en el vr.4 "Porque hay diversidad de dones".

Es el Espíritu Santo quien reparte a cada uno en particular como él quiere, pero hoy debe ser como el pastor les ordena, y la congregación se esfuerza desesperadamente para obedecer al hombre, y repetir esos sonidos incoherentes. Otros han sido víctimas de esta enorme presión psicológica, que hasta sin darse cuenta ellos mismos han logrado estos trances de autohipnosis colectiva o histeria emocional que también es muy común.

Si alguien hubiera tenido verdadera necesidad de comunicarse con Dios en un idioma celestial, ese fue el Señor Jesucristo. Pero a él jamás le vemos esas cosas grotescas de lo que hoy llaman hablar en lenguas, ni danzas, ni nada de ese desorden que escandaliza y desacredita el evangelio, porque Dios es Dios de orden.

El milagro que verdaderamente ocurrió el día de Pentecostés, fue que hablaron en idiomas extranjeros, y ellos se maravillaron de oírles y entenderles en sus propias lenguas maternas en las que habían nacido. Obviamente no se trataba de sonidos y sílabas incoherentes como las que escuchamos en los carismáticos y en los brujos del día de hoy.

Ese milagro fue acompañado de un gran estruendo de un viento recio y se les apareció el don de hablar en idiomas diferentes, "como de fuego". Hoy no vemos ni el viento, ni el fuego, y menos escuchamos las maravillas de Dios en idiomas extranjeros para testimonio de los judíos inconversos, como debería ser según el relato de Hch. 2 y 1Cor. 13 y 14. Copiado ilegalmente de EstudiosMaranatha.com

En una oportunidad me di el trabajo de grabar los sonidos que emiten los carismáticos cuando dicen caer en esos trances. Estudios académicos han determinado que una persona promedio, usa aproximadamente 10 mil a 15 mil palabras en su vocabulario diario; una persona con estudios básicos (los seis años de la escuela primaria) utiliza como 5 mil palabras, y los profesionales con estudios universitarios, entre 30 mil a 50 mil.

Para mi sorpresa, cuando analicé los sonidos que producen los carismáticos en sus llamadas "lenguas", pude comprobar que cada uno de ellos no emite más de 5 a 7 sonidos,(Que pobre y limitado es ese lenguaje "angelical" que dicen hablar) y siempre con uno central que lo van repitiendo con diferentes variantes, por ejemplo: RAMA.

Grande fue mi asombro al comprobar con la ayuda de un buen diccionario, que varios de esos sonidos correspondían a nombres de diferentes divinidades paganas: "Rama" y otros nombres: Rama-Hua, Rama-yana, Rama-Navami, son divinidades paganas que adoran en India y otros países asiáticos.

Lo que significa que cuando dicen caer en esos trances auto inducidos o provocados por la presión social del medio ambiente, fruto de la orgía emocional que los envuelve y los lleva a un estado enajenador, ellos están llamando a viva voz a demonios que son venerados en el paganismo.

Con razón necesitan practicar sus "liberaciones" (exorcismos) con tanta frecuencia en sus reuniones. Para cubrir todo esto, dicen que ellos están hablando en un lenguaje angelical como lo hizo Pablo.

Otros llegan a la insensatez de decir que lo hacen así, para que Satanás no los entienda; seguramente ignoran que Satanás fue el querubín más grande de toda la creación angelical, por lo cual a ninguna persona sensata le cabe la menor duda que Satanás comprende el lenguaje angelical.

 

 

CONCLUSIÓN :

 

El don de lenguas fue la facultad milagrosa para hablar a los judíos inconversos en los idiomas de los países donde ellos habían nacido, permitiendo a estos judíos extranjeros oír en sus propias lenguas de origen las maravillas de Dios, y poder comunicar a su regreso en esas regiones, esas maravillas en sus propios idiomas, testificando y facilitando el avance del evangelio.

Ningún don del espíritu fue dado para hablar con Dios.

Todos fueron dados para ministrar a los hombres, incluyendo el don de lenguas (Hch.2:6/11, Rm.12:6/8, 1Cor.12:7/10, 1Pd.4:10/11, 1Cor.14:22).

El Señor Jesucristo JAMAS habló en "lenguas".

Siempre se comunicó con Su Padre en un lenguaje totalmente entendible para sus discípulos y oyentes en general.

Las lenguas fueron para los de la nación de Israel.

1Cor.14:21 "En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a ESTE PUEBLO; y ni aun así oirán, dice el Señor". Claramente se entiende que está hablando del pueblo judío, quienes hasta el día de hoy rechazan al Señor Jesucristo.

Y cuando analizamos todos los pasajes del Nuevo Testamento donde se menciona esta experiencia de hablar en lenguas, debemos concluir que siempre fue como dijo el Señor, para testimonio o señal para los judíos.

En el día de Pentecostés fue por señal para todos los israelitas que se habían congregado en Jerusalén a causa de esa festividad judía. Aún en la casa de Cornelio cuando los gentiles hablaron en lenguas, fue para testimonio de los judíos que habían venido con Pedro. Hch.10:45 "Y los fieles de la circuncisión (los judíos) que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. Porque los oían que hablaban en lenguas".

Y en el caso de los Corintios (Cap.14) donde habían incurrido en el desorden de hablar en lenguas por lucimiento personal sin que hubiera la necesidad de ello, debido a que no habían judíos presentes, Pablo se ve forzado a corregir esa manifestación de carnalidad y les reprende recordándoles que ese don fue dado por señal para los judíos, y que fueran inconversos (1Cor.14:21/22).

"Las lenguas fueron dadas POR SEÑAL, NO a los creyentes, sino a los incrédulos".

1Cor.14:22 "Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes".

Hermano, no tenga temor de orar a Dios en Castellano, Él le va a entender perfectamente. Tenga cuidado y no se deje engañar en este asunto de tanta importancia, porque el Señor dijo que "la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada" (Mt.12:31).

Toda esta confusión que hoy vemos es un verdadero cóctel de carnalidad, donde se mezclan las emociones, lo psíquico, la hipnosis colectiva, la superstición y la desobediencia a la Palabra de Dios. Por este motivo siempre deben embriagarlos con "sueños y nuevas revelaciones" para alejarlos de la verdad revelada en la Biblia.

Todo esto es un verdadero caldo de cultivo para los espíritus demoniacos, razón por la cual tampoco debe de sorprendernos que sea precisamente en esos lugares, donde siempre deben estar practicando "liberaciones" (expulsión de espíritus malos) y curiosamente uno puede comprobar que esos exorcismos deben repetirlos sobre las mismas personas, semana tras semana y esto ocurre sobre la mayoría de la concurrencia ¿podría llamarse iglesia del Señor, donde se supone que mora el Espíritu Santo, un lugar donde casi todos dicen estar poseídos por espíritus malos?

Tenga mucho cuidado, porque Dios no junta lo santo con lo inmundo, la luz con las tinieblas, ¿qué concordia puede haber entre Cristo con Belial? (2Cor.6:15) Si Ud. ve que en el lugar que está, la mayoría dice tener espíritus inmundos; con la autoridad que me confiere la Palabra de Dios, le digo que eso no es la iglesia del Señor.

2Cor.6: 17 "Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso".

 


Volver al indice


¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com