Manual Biblico
















































Por Jack Fleming


Capítulo 4 - La Segunda Venida de Cristo

No existe otra doctrina más preciosa y consoladora para el cristiano que esta hermosa e irrefutable verdad: CRISTO VIENE OTRA VEZ.

Se ha calculado que por cada vez que se menciona la primera venida, se menciona ocho veces la segunda. Y por ser esta una de las más preciosas doctrinas que se halla en la Biblia, es que vemos los esfuerzos de Satanás por desacreditarla.

Miremos un poco hacia atrás y nos daremos cuenta de ello. He aquí algunos ejemplos y que pareciera ser un mal común de esas sectas religiosas que traen el rótulo "Made in U.S.A.".

I.- En l844 un pequeño grupo, en Washington, comenzó a guardar el día Sábado como día de reposo y predijeron para ese mismo año la segunda venida del Señor. Cuando la fecha pronosticada fracasó, los seguidores se dispersaron decepcionados y frustrados. Pero fue entonces cuando se levantó como gran profetisa de esa secta, la Sra. Elena G. White, quien dijo que hubo un error al interpretar la profecía, pero que la fecha era correcta, el Señor no vino a la tierra, pero se había movido en el cielo de un lugar a otro. Logrando de esta manera convencer a algunos y reagruparlos. Con toda propiedad se puede decir que esta secta nació de un fiasco. En l860 cambió el nombre de esa agrupación por "IGLESIA ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA". Conocidos más comúnmente como los "Sabatistas".

II.- Los falsamente autodenominados "TESTIGOS DE JEHOVÁ", cuyo nombre más indicado sería "Russellistas", primeramente dijeron que la segunda venida del Señor sería en l874. Luego cambiaron la fecha a l914. Pero lo paradojal de las enseñanzas de esta secta en lo concerniente a sus predicciones de la segunda venida del Señor, es que aún en el año 1917 editaron de Charles T. Russell (considerado por ellos como "el mayor profeta del milenio"), un libro "THE FINISHED MYSTERY" ("El misterio consumado") donde seguían afirmando que la segunda venida del Señor se había producido en l874. Russell, el fundador de esa secta, aprendió esa fecha (Octubre'l874) de la iglesia Adventista de la cual procedía.

III.- Luego tenemos a la "IGLESIA DE LOS SANTOS DE JESUCRISTO DE LOS ÚLTIMOS DÍAS", más conocidos como "Mormones", con su extravagancia de que después que el Señor murió y subió a los cielos (Hch.l:9) -Bajó a visitar los EE.UU. de Norte América, para volver nuevamente al cielo.

Como podemos ver, cada vez que acudimos a doctrinas de hombres, hallamos error y confusión, que es precisamente el plan de Satanás. Es por ello que debemos acudir a la ÚNICA fuente de verdad, la Biblia, la cual no solamente "contiene" la Palabra de Dios, sino que ES LA PALABRA DE DIOS. Para que sea ella la que nos guíe y nos muestre esa preciosa y consoladora verdad.

El tema de la segunda venida del Señor, lejos de constituir un tema enigmático, oscuro y de infrecuente mención en la Biblia, se destaca con inusitado relieve y brillo.

Es muy importante cuando estudiamos la Biblia, no hacerlo para buscar versículos que prueben lo que nosotros creemos, sino con una mente abierta y un corazón sumiso escudriñemos las Escrituras esperando recibir lo que Dios quiere entregarnos, aunque no coincida con lo que nosotros creemos que es verdad. La verdad debe manifestarse en su Palabra y no en nuestras creencias preconcebidas.

Necesitamos abrir nuestro corazón y dejar que el Espíritu Santo nos guíe a toda verdad, de lo que Dios ha revelado en las Sagradas Escrituras. Entregarnos incondicionalmente en las manos del Señor y aceptar todo lo que él nos diga por medio de su Palabra, aunque no coincida con lo que nosotros creemos. No debemos fabricarnos nuestra verdad, sino escuchar y aceptar la verdad de Dios para atesorar únicamente eso en nuestros corazones.

Los santos hombres del Antiguo Testamento desearon conocer acerca de la venida del Cristo, o del Mesías como se le llama en hebreo. Ellos recibieron grandes revelaciones sobre la primera y la segunda venida del Señor, pero sólo lograron distinguir los pináculos de las profecías que señalaban este magno evento. No pudieron distinguir los valles que las separaban, así que ellos siempre interpretaron la venida del Señor como un solo acontecimiento. Aunque la segunda venida está separada de la primera por casi 2 mil años, ellos no fueron capaces de distinguir este enorme espacio de tiempo que corresponde al período de la iglesia aquí en la tierra.

Esta fue la razón principal por la cual rechazaron a Jesús como Mesías; el Cristo que ellos aguardaban era uno que viniera a establecer su reino aquí en la tierra, que gobernara sobre las naciones, porque esto era lo que habían querido creer. Aunque a decir verdad, ellos habían leído acerca de los sufrimientos y crucifixión del Mesías, pero eso no quisieron aceptarlo, porque era una etapa oscura en Su vida y difícil de reconciliar con el reinado glorioso que ellos tanto esperaban.

Ellos conocían muy bien pasajes tales como el Sl.22 que describe en forma minuciosa la muerte por crucifixión del Señor, muchos siglos antes que los romanos introdujeran ese cruel medio de ajusticiamiento; Is. 53 donde se describe en forma magistral los sufrimientos del Mesías; o Dn.9: 26 donde dice: "después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida del Mesías".

Habían leído varios pasajes del Antiguo Testamento que describen la vida del Mesías en su primera venida, pero ellos prefirieron ignorarlos y concentrarse únicamente en los que hacen referencia a su venida en gloria, y esto fue lo que les llevó al error de creer en una sola venida. Pero no porque nosotros ignoremos o no creamos las cosas que Dios ha revelado, dejarán de suceder. Así como se cumplió la primera venida, del mismo modo se cumplirá también la segunda.

Cualquier iniciado en el estudio de la Biblia conoce lo que se ha dado en llamar el A B C de las profecías; me refiero a la revelación que Dios entregó a Nabucodonosor por medio de esa gran estatua que ese rey vio, construida con cuatro metales diferentes. Su cabeza de oro, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, y las piernas de hierro, para terminar con sus pies (incluyendo sus 10 dedos) con una mezcla de hierro y barro cocido. La interpretación divina fue que representaba los cuatro imperios que habrían de existir hasta el fin de los tiempos de los gentiles.

El primero sería BABILONIA, el segundo el MEDO-PERSA, el tercero el GRIEGO y el cuarto y último imperio sería ROMA, el cual estaría presente en la primera y también en la segunda venida del Señor. El imperio romano comenzó en el año 63 AC . Luego fue dividido en dos (Oriente y Occidente) representado por las dos piernas. Pero de acuerdo a la revelación de Dios, su cabeza (su gobierno central) sería herido de muerte pero finalmente sería sanada (Ap.13: 3) El imperio romano sería restablecido en los últimos tiempos.

Cuando ese imperio fue herido de muerte, se produjo la división que dio origen a los países europeos, los cuales de acuerdo a la profecía de Dios, se unirían al final de los tiempos por medio de alianzas y pactos humanos. Antes de la segunda venida en gloria del Señor, cuando venga a reinar sobre la tierra, esas naciones harán pactos humanos, pero serán tan débiles como resulta de una mezcla del hierro con el barro cocido.

Hoy en día Europa está unida por pactos económicos (el mercado común europeo), pacto militar (OTAN), pactos políticos (tienen un parlamente único y están trabajando para designar un presidente único). Europa ha sido conocida por largo tiempo como "el Club de los 10". Estamos presenciando la restauración del imperio romano.

En Dn.2: 44 dice Dios: "en los días DE ESTOS REYES el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido". También añade que en los días de estos reyes vendrá una gran roca que desmenuzará todos los reinos de la tierra.

No cabe la menor duda que esa roca es Cristo, pero no pudo ser en su primera venida, porque cuando vino en esa ocasión, el imperio romano no estaba dividido en 10 reinos, ni todos los reinos de la tierra fueron desmenuzados como dice literalmente su Palabra, no fueron aplastados ni sometidos por el reino de Cristo donde él regirá a las naciones con vara de hierro (Ap.19:15), muy por el contrario, los gobiernos humanos han ido consolidándose por medio de pactos humanos.

Tampoco se produjo el juicio de las naciones que dice Joel 2: 30 que ESE será el día grande y espantoso de Jehová, habrá grandes señales en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo.

El fuego y las columnas de humo, relacionados con la sangre que también indica allí, se está refiriendo a la gran batalla del Armagedón, que es una guerra generalizada, las naciones todas se opondrán violentamente a Su gobierno. El relato bíblico parece indicar que allí se empleará armamento nuclear, como dice también en Zc.14 : 12 "Jehová herirá a todos los pueblos que pelearán contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca". Esta es una descripción muy similar a lo que sucedió en Hiroshima y Nagasaki durante la segunda guerra mundial, hubo fuego, columnas de humo, gran mortandad y las personas fueron consumidas y desintegradas aún estando de pié.

Nada de esto sucedió en la primera venida del Señor. Y la profecía de Joel prosigue en 3: 11 "Juntaos y venid, naciones todas de alrededor, y congregaos; haz venir allí, oh Jehová, a tus fuertes. Despiértense las naciones, y suban al valle de Josafat; porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones".

Dios profetiza que cuando la roca derribe esa gran estatua que vio Nabucodonosor, que corresponde al tiempo cuando el Señor venga en gloria y desmenuce el gobierno de los hombres para establecer el gobierno de Cristo, donde él regirá a las naciones con vara de hierro; habrá una gran batalla, sangre, fuego y columnas de humo, el Señor se sentará para juzgar a las naciones (Mt. 25: 31-46).Copiado ilegalmente de EstudiosMaranatha.com

Nada de esto tampoco sucedió en su primera venida, tampoco vino en gloria, porque nació en un pesebre, vivió modestamente (no como muchos que viven de la religión en el día de hoy), no tuvo donde recostar su cabeza, murió en una cruz y lo enterraron en tumba prestada. En cambio es el mismo Señor quien hace el anuncio que VENDRÁ en gloria en esa ocasión; en los días de esos 10 reyes que constituirán la Europa unificada, que corresponde al imperio romano restaurado.

En las 70 semanas de años que describe Daniel en el Cap. 9 , se aprecia claramente que la primera vez vino a morir, y la segunda vez vendrá en gloria y gran poder, aunque estos eventos estarán separados en el tiempo por casi 2 mil años, que corresponde al periodo de la iglesia en la tierra y es el tiempo que separa la 69ª semana de la 70ª. También corresponde al tiempo en que Israel fue disperso por el mundo y ha rechazado al Mesías, porque el reloj divino de las profecías nunca consideró el tiempo de endurecimiento, apostasía y que su pueblo se encontraba fuera de su tierra, como es el caso entre la primera y segunda venida del Señor, y que corresponde al período de la iglesia en la tierra (Rm.11: 25-26).

El gran error que cometieron los judíos al interpretar las profecías, fue pensar que la venida del Señor sería una sola, jamás vieron que se trataba de dos. Este es el mismo error que cometen los que no logran distinguir en nuestros días que la 2ª venida del Señor será en dos etapas. Una cuando viene EN las nubes, oculto en ellas y arrebata su iglesia en el aire para llevarla a las moradas celestiales, y otra cuando 7 años después, al final de la Gran Tribulación viene CON las nubes, en gloria; como creo que interpretan correctamente los rabinos, que el Mesías que ellos esperan que venga en gloria, deberá aparecer con la misma nube de gloria con que se manifestó en los días de Moisés, la SHEKINAH de Dios; entonces viene hasta la tierra y pone sus pies en el monte de los Olivos.

Se enredan en su propio racionamiento humano diciendo que esto no sería la 2ª venida del Señor, sino que serían una segunda y una tercera. Se preguntan sorprendidos ¿Cómo la 2ª venida puede durar 7 años? Y se cierran ante la evidencia que también la primera venida duró 33 años. Pero la verdad es que no se puede hablar de una 2ª y una 3ª venida del Señor, porque en su primera etapa, no viene hasta la tierra, sino en el aire, también su objetivo es diferente. Primero viene en el aire por su iglesia, después viene hasta la tierra por su pueblo Israel. NO viene dos veces a la tierra, lo cual sí la transformaría en dos venidas. Además es la única forma de interpretar estos eventos que de otra manera serían irreconciliables.

Por ejemplo ¿cómo podría venir solamente hasta las nubes, recibir la iglesia en el aire y llevársela a las moradas celestiales? donde se desarrollará el Tribunal de Cristo, el reparto de coronas y las bodas del Cordero; y al mismo tiempo llegar hasta la tierra, poner sus pies sobre el monte de los Olivos, derribar el gobierno de los hombres, sentarse aquí para tener el juicio de las naciones. O venir como ladrón en la noche, de una manera oculta, en la cual le verán únicamente los que se vayan con él como se aprecia en la parábola de las 10 vírgenes donde dice que las vírgenes insensatas, las que representan la falsa cristiandad, ellas no vieron cuando vino el esposo. Un ladrón no viene en la noche prendiendo grandes focos que iluminan el cielo como el relámpago que se muestra del oriente hasta el occidente.

Estos dos eventos diferentes también son representados por dos símbolos distintos que dejan en evidencia que son dos sucesos separados; cuando viene en secreto por la iglesia, antes de la Gran Tribulación, se manifestará como LA ESTRELLA de la mañana, es decir, al finalizar el día de la gracia, se presentará como una débil luz en el firmamento, donde solo algunos le verán. En cambio, 7 años después viene hasta la tierra y en relación principalmente con su pueblo Israel, entonces aparecerá como EL SOL de Justicia y todo ojo le verá, como sucede con el sol en todo su resplandor.

No existe otra explicación posible que la segunda venida del Señor tendrá dos etapas diferentes, las cuales estarán separadas la una de la otra por 7 años, el tiempo que dure la Gran Tribulación:

AB
El arrebatamiento.La venida en gloria.
Antes de la Gran Tribul.Después de la Gran Tribul.
1Ts.4: 16-171Ts.3: 13
Viene POR sus santosViene CON sus santos
1Ts.4: 17Ap.1: 7
Viene EN las nubesViene CON las nubes
Ap.3: 3Mt.24: 27
Viene como ladrónViene con gran gloria
Mt.25: 10Ap.1: 7
Los inconversos no le venTodo ojo le verá
Ap.22: 16Malq.4: 2
Viene como la Estrella de la mañanaViene como el Sol de Justicia
Mt.25: 10Ap.19: 15
Viene a buscar los frutos de la CruzViene a gobernar con vara de hierro.
1Ts.4: 17Zc.14: 4
No viene hasta la tierra,
tiene el encuentro con
los suyos en el aire.
Pone sus pies sobre
el Monte de los Olivos.

Todas las señales que se registran en la Biblia, son para su venida en gloria, cuando viene hasta la tierra después de la Gran Tribulación. Pero si nosotros ya podemos ser testigos de muchas de estas señales, significa que la iglesia, los creyentes salvados por su gracia y misericordia, estamos siete años más cerca de ese encuentro con él.

Mt.24: 32 "De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca".

 

SEÑALES DE LA VENIDA DEL SEÑOR A LA TIERRA.

 

1. Israel regresa a su tierra.

2. Las tierras desérticas de Palestina serán cultivadas.

3. Restauración del Judaísmo.

4. Incremento de la ciencia.

5. Aumento de los viajes.

6. Apostasía.

7. Resurgimiento de la Astrología, Espiritismo, Magia Negra y consumo de Drogas.

8. Surgimiento de nuevas sectas y falsos profetas (milagreros y sopladores, traficantes de almas).

9. Intensificación de la guerras.

10. Armamento sofisticado.

11. Aumento del hambre y pestilencias (retorno de enfermedades extinguidas y surgimiento de nuevas epidemias).

12. Incremento de grandes terremotos y desastres naturales.

13. Naciones del Norte y Árabes harán alianza contra Israel, engañándolos con falsos tratados de paz.

14. Se forma una confederación de naciones europeas, que es el resurgimiento del imperio romano como lo describe Daniel 2 : 43 "se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno al otro, como el hierro no se mezcla con el barro".

15. Un ejército de 200 millones (China se jacta en la actualidad de tener esa capacidad militar).

16. Será como en los días de Noé; la tierra estaba llena de violencia y maldad.

17. La cristiandad será una iglesia tibia; materialista, carnal y sensual.

18. Muchas iglesias se prostituirán con la Gran Ramera, el Ecumenismo adquirirá gran fuerza.

19. El imperio Romano será restaurado en la unificación de Europa por medio de pactos humanos: económica, política, militar y religiosamente.

20. Una crisis mundial impondrá un "Nuevo orden mundial" que buscará implantar un gobierno mundial.

21. Renovación del interés por la doctrina de la segunda venida del Señor.

22. No pasará ESTA generación. La que sea testigo de estas señales.

 

  NOSOTROS somos la última generación. Amén; si, ven, Señor Jesús.

 




Para conocer más sobre este tema, lea el LIBRO: "La Segunda venida del Señor"




NOTICIAS DE LA PRENSA DE ACTUALIDAD

El Vaticano aboga por un gobierno mundial para regular economía en crisis -Notimex | Fecha: 10/24/2011

CIUDAD DEL VATICANO - El Vaticano propuso el establecimiento de un gobierno mundial capaz de coordinar acciones políticas consensuadas como alternativa para estabilizar la economía, en plena crisis a causa de los excesos del neoliberalismo.

Estas declaraciones fueron incluidas en una nota oficial del Pontificio Consejo de la Justicia y de la Paz titulada "Por una reforma del sistema financiero y monetario internacional en la prospectiva de una autoridad pública de competencia universal".

El texto -difundido en italiano, francés, español e inglés- destacó la necesidad del establecer una "autoridad política mundial" que supere las lógicas reduccionistas de los actuales mecanismos de coordinación como el Grupo de los Ocho (G-8) o el Grupo de los Veinte (G-20), vistos más como "clubes de amigos". Urge una reforma

La Santa Sede se pronunció a favor del establecimiento de impuestos a las transacciones financieras, conocidos coloquialmente como "tasas Robin Hood", y aprobó la recapitalización de los bancos incluso con capitales públicos, condicionados siempre a "prácticas virtuosas".

Además constató la exigencia de un organismo que desarrolle las funciones de una especie de "banco central mundial" que regule el flujo y el sistema de los intercambios monetarios, con el mismo criterio que los bancos centrales nacionales.

En un libreto de 40 páginas el organismo vaticano dejó en claro la necesidad de reformar las actuales instituciones internacionales, desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hasta el Fondo Monetario Internacional.

Bien común universal "Resulta cada vez más evidente la creciente interdependencia entre los Estados y las regiones del mundo, y la necesidad de respuestas, no sólo sectoriales y aisladas, sino sistemáticas e integradas, orientadas hacia el bien común universal", indicó. "Si no se sigue ese camino, también el derecho internacional, no obstante los grandes progresos alcanzados en los diversos campos, correría el riesgo de estar condicionado por los equilibrios de poder entre los más fuertes", agregó.

Según la propuesta dicha autoridad pública debería tener las estructuras adecuadas para convertirse en un contrapeso al egoísmo que promueven mercados financieros de carácter prevalentemente especulativo, perjudiciales para la "economía real", especialmente de los países más débiles.

Mercados libres Entre sus responsabilidades estaría la de promover sistemas monetarios basados en mercados libres y estables que promuevan al desarrollo sostenible, el progreso social de todos, se inspiren en los valores de la caridad y de la verdad.

"Una autoridad con un horizonte planetario, que no puede ser impuesta por la fuerza, sino que debería ser la expresión de un acuerdo libre y compartido, más allá de las exigencias permanentes e históricas del bien común mundial, y no fruto de coerciones o de violencias", dijo. "La autoridad mundial debería, pues, involucrar coherentemente a todos los pueblos en una colaboración a la que están llamados a contribuir con el patrimonio de sus propias virtudes y civilizaciones", añadió.

Elegido por consenso La nota, que no debe ser considerada como un "documento papal" sino sólo como la contribución de un organismo vaticano, precisó que ese nuevo gobierno debe ser resultado de un consenso que involucre a todas las naciones de la tierra.

Estableció que se trataría de una institución "súper partes", es decir ubicada por encima de toda visión parcial y de todo bien particular, en vistas a la realización del bien común. Advirtió que sus decisiones no podrán ser el resultado del pre-poder de los países más desarrollados sobre los países más débiles, deberán responder al interés de todos y no sólo en ventaja de algunos grupos privados o gobiernos nacionales.

Al amparo de la ONU El documento indicó a las mismas Naciones Unidas, en razón de la amplitud mundial de sus responsabilidades, como el punto de referencia para el "largo camino" que requerirá la constitución de dicha autoridad.

"En un mundo en vías de una rápida globalización, remitirse a una Autoridad mundial llega a ser el único horizonte compatible con las nuevas realidades de nuestro tiempo y con las necesidades de la especie humana", apuntó. "No ha de ser olvidado, sin embargo, que este paso, dada la naturaleza herida de los seres humanos, no se realizará sin angustias y sufrimientos", constató.


Volver al indice


¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com