EL TABERNÁCULO



El Tabernáculo

Altar

El Lavacro

Las Cortinas

El Lugar Santo

El Altar de Incienso

El Sumo Sacerdote

El Arca




El Lugar Santo:

5.- EL LUGAR SANTO.  Hasta allí tenían acceso únicamente los sacerdotes, si previamente se habían lavado en la fuente de bronce y si usaban la vestimenta indicada por Dios.

En su interior se encontraban: El candelabro de oro, que era la única fuente de luz en su interior, nos habla de la persona bendita del Señor Jesucristo quien es la luz verdadera. Fue hecho de oro labrado a martillo, nos indica los sufrimientos del Señor para llegar a constituirse en esa luz que brilla aquí en la tierra.

Estaba formado de un pedestal central con tres brazos a cada lado, nos refleja la unión indisoluble que existe entre Cristo y los suyos. El número seis representa al hombre, que fue creado el día sexto; el siete simboliza lo que está completo, ese era el candelabro de oro con sus siete brazos.

Su combustible era el aceite que fluía por cada uno de sus brazos, el cual es figura del Espíritu Santo. Estos brazos tenían labradas flores de almendro, nos hace pensar en la vara de Aarón que floreció y dio almendras (Nm.17:8). Representan al Cristo resucitado y glorificado.

También se encontraba en el lugar santo, la mesa de los panes de la proposición, era de madera de acacia cubierta de oro puro, con una cornisa a su alrededor. La madera manifiesta la humanidad del Señor, y el oro su Divinidad, la cornisa su realeza, la cual también servía para impedir que ninguno de los doce panes que había en su cubierta, se fuera a caer por accidente. Así protege el Señor a su pueblo, con cuidado amoroso y eficaz, porque él es el Rey de Reyes, el Todopoderoso.

El tercer mueble que se ubicaba en el lugar santo era el altar de oro, o altar del incienso. El incienso era únicamente para Dios y no podía ser ofrecido más que en ese lugar santo. Los sacerdotes debían sacar el fuego exclusivamente desde el altar de los sacrificios, para presentar ese incienso aromático; todo lo cual es figura de las oraciones de los santos (Ap.8:3).



¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com