EL TABERNÁCULO



El Tabernáculo

Altar

El Lavacro

Las Cortinas

El Lugar Santo

El Altar de Incienso

El Sumo Sacerdote

El Arca




El Sumo Sacerdote:

7.- EL SUMO SACERDOTE.    La vestimenta y su función, están llenos de simbolismos que apuntan a la persona bendita del Señor Jesucristo. Por encima de las demás vestiduras, tenía un efod, como un delantal, en cuyas hombreras tenía doce piedras (seis a cada lado) y sobre su pecho tenía adherido el pectoral, también con doce piedras, que representaban a cada una de las doce tribus de Israel. Los hombros simbolizan la fortaleza, y el pecho el lugar de sus afectos; allí lleva el Señor a su pueblo.

Bajo el efod, se encontraba un manto azul con un borde en la parte baja con granadas y campanillas. Entre muchas otras enseñanzas, vale destacar que cuando el sumo sacerdote entraba al lugar santísimo (una vez al año, durante el Yom Kippur), todo el pueblo aguardaba expectante escuchando el sonido de las campanillas, cuando éste cesaba, el silencio indicaba que se encontraba en el lugar santísimo en la presencia del Señor. La angustia de saber si era aceptado por Dios, concluía cuando escuchaban nuevamente el tintineo de las campanillas que anunciaban que el sumo sacerdote venía. De igual modo hoy en día, la iglesia se regocija de escuchar el sonido de las campanillas (el cumplimiento de las señales, la higuera florecida) que anuncian Su regreso.



¿Este sitio web ha sido de su interés? Envíe nuestra dirección a sus amigos.

www.EstudiosMaranatha.com